viernes, 9 de noviembre de 2018

El fotógrafo de Mauthausen



Titulo: El fotógrafo de Mauthausen
Título original: El fotógrafo de Mauthausen
Año: 2018
Duración: 110 min
País:  España
Dirección: Mar Taragona
Guión: Roger Danès, Alfred Pérez Fargas
Música: Diego Navarro
Fotografía: Aitor Mantxola
Reparto: Mario Casas, Richard van Weyden,Alain Hernández, Adrià Salazar,  Stefan Weinert, Macarena Gómez, Frank Feys, Rubén Yuste,Eduard Buch, Efrain Anglès, Luka Peros, Igor Szpakowski,  Marc Rodríguez,  Joan Negrié,  Roger Vilá
Productora: Televisión Española (TVE) / FilmTeam / Rodar y Rodar
Género: Thriller | Basado en hechos reales. Fotografía. Nazismo. Holocausto. Años 40
Sinopsis: Con la ayuda de un grupo de prisioneros españoles que lideran la organización clandestina del campo de concentración de Mauthausen, Francesc Boix (Mario Casas), un preso que trabaja en el laboratorio fotográfico, arriesga su vida al planear la evasión de unos negativos que demostrarán al mundo las atrocidades cometidas por los nazis. Miles de imágenes que muestran desde dentro toda la crueldad de un sistema perverso. Las fotografías que lograron salvar Boix y sus compañeros fueron determinantes para condenar a altos cargos nazis en los juicios de Núremberg en 1946. Boix fue el único español que asistió como testigo. 
Trailér: https://www.youtube.com/watch?v=UDAnX3SNSeE


CRITICA

Ver "El fotógrafo de Mauthausen" , es una auténtica delicia, un disfrute pero no por lo que cuenta sino por como lo cuenta. Ante los espectadores tenemos una historia de sufrimiento pero también de superación. 


Los monstruos existen, pero no son como solemos imaginarnos. 
Las criaturas que verdaderamente nos aterran suelen ir uniformadas, tener una buena dentadura e ir muy bien peinadas. De estos seres y aquellos que los combaten nos habla Mar Targarona en su nueva película, un film de algo más de hora y media de duración, que aún a si, se disfruta de principio a fin.




La directora catalana, productora de otros títulos como ‘El orfanato‘, ‘El cuerpo’ o ‘Los ojos de Julia’, reconstruyen la historia real de Francesc Boix (Mario Casas), un preso español que trabaja en el laboratorio fotográfico del campo de concentración austríaco. Francesc Boix decide arriesgar su vida por sacar de allí unos negativos que demostrarán al mundo las atrocidades cometidas por los nazis. Las pruebas que retratan toda la crueldad de un sistema milimétricamente perverso.

El mensaje se transluce en una aterrador thriller sobre la importancia de la memoria como depósito de la conciencia, de responsabilidad moral y de compromiso que da un sentido nuevo a la trayectoria vital de estos presos españoles sin patria tras la Guerra Civil. Roger Danès y Alfred Pérez Fargas firman un guion solvente con interpretaciones a la altura de las circunstancias destacando, y sin duda alguna como olvidarse de las maravillosas actuaciones de un magnifico Mario Casas, un malvado Richard van Weyden y un Alain Hérnandez, que aunque en breve papel también brilla.

Un plano técnico correcto, sin muchos artificios y con un solo escenario, pero efectivos con la música de Diego Navarro y una fotografía a cargo de Aitor Mantxola. Todo ello reforzado con un maravilloso, trabajo de documentación que la realizadora y compañía han compuesto en este poliédrico relato lleno de cruentos episodios del día a día en los campos. 

Asimismo, ‘El fotógrafo de Mauthausen‘ se erige como una nueva mirada a los crímenes del nazismo desde la óptica poco consultada en la gran pantalla de los españoles en los campos de concentración,  pues hemos visto muchas producciones de este estilo, desde el lado de los judios (El Pianista, La vida es bella), pero nunca visto desde los ojos españoles.


Cuando el filme termina, los créditos nos recuerdan que todo era verdad. Las fotografías que Boix y sus compañeros lograron salvar fueron determinantes para condenar a altos cargos nazis en los juicios de Núremberg. Mar Targarona sabe ahora más que nunca de la vigencia de estas películas para recordar y aprender lo que fuimos y luchar por lo que nunca más queremos ser. Aquellos monstruos que no queremos volver contar.


Lo mejor:  Mario Casas y los créditos finales.
Lo peor:   Su corta duración, ya que a mi personalemte me hubiera gustado ver los juicios y la vida de Boix, después del campo.


NOTA: 4,5/5

No hay comentarios:

Publicar un comentario