viernes, 19 de octubre de 2018

Reseña "Felipe: heredarás el mundo"

Titulo: Felipe: heredarás el mundo
Titulo Original: Felipe: hederás el mundo
Autor: Javier Olivares 
Saga: no/inclusivo
Año de publicación: 2015
Nº de páginas: 776 páginas
Edición: Tapa dura
Sinopsis: Del creador de las series Isabel y El Ministerio del Tiempo, llega la gran novela histórica sobre Felipe II. Su padre le enseñó a ser Emperador. Las mujeres le enseñaron lo que era la vida.Esta es la historia de un niño que no eligió ser hijo de quien era. Que perdió a su madre con doce años y que veía tan poco a su padre que apenas recordaba su cara. Es la historia de un joven que a los dieciséis años gobernaba España por orden del Emperador. De un hombre creyente y supersticioso, marcado por las mujeres que le rodearon, seductor y desconfiado, dueño de una gran sensibilidad y capaz, al mismo tiempo, de las mayores crueldades con sus enemigos.Felipe no eligió ser hijo de Carlos I de España y V de Alemania. Pero lo fue. Ésta es la historia de un hombre que heredó el mundo.  Javier Olivares (Madrid, 1958) es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid, y doctorado por el Instituto de Estética y Teoría de las Artes de la Universidad Autónoma de Madrid. Es profesor de guion en el Máster de Producción Audiovisual de la Universidad Complutense y en el Master de guión ALMA/Universidad Carlos III.Ha trabajado en prensa cultural, ha sido redactor jefe de La Luna de Madrid y director del Área de Cultura del Instituto Europeo de Design (IED). Es el creador de series como Infidels, Kubala, Moreno i Manc.


"Felipe: herederas el mundo", es una extensa pero a su vez amena novela histórica que ahonda en profundidad sobre la vida de Felipe II, uno de los hombres claves de nuestra historia, hijo de rey, nieto de reyes, bisnieto de reyes y emperador no solo por herencia sino por derecho propio. Javier nos natta la vida de este rey desde su nacimiento en Valladolid hasta su terrible muerte, en el lugar que construyo y que no solo fue su tumba, sino la de todos los que vinieron después nada más y nada menos que El Escorial.


Más que una novela (aunque a cualquier sitio que vayas está catalogada así), se trata más de una biografía novelada. Ya que sigue con fidelidad el curso de los hechos de su reinado, y su tiempo con un alto rigor histórico, eso si contado de tal forma que engancha al lector desde la primera página. Lo que más destaca de está novela quizás sea que deja a un lado, los rollos típicos de los libros de historia, contándonos esos si todos los hechos de su reinado, pero centrándose más en la figura del rey, sus gustos, su personalidad, sus amores y sus luchas, no solo como rey sino como el hombre que fue.

Haciendo hincapié a lo largo del relato, en la relación que mantuvo con los distintos miembros de su familia, desde el cariño infinito que sintió por su madre, la emperatriz Isabel, a la que perdería siendo un niño, hasta la mezcla entre temor, respeto y rencor, por un padre admirado, pero a la vez temido, cuyas responsabilidades imperiales lo alejaron mucho tiempo de su lado.



Sin olvidarse de su mejor amigo Ruy Gómez de Silva, o de sus hermanas, Juana y María. O de sus cuatro esposas, Margarita de Portugal madre de su primer hijo, que también fue su desgracia, o su infeliz matrimonio con su prima Maria Tudor, o la mujer a la que nunca pudo tener y la que probablemente fue el amor de su vida la burgalesa Isabel de OsorioFelipe. Heredarás el mundo profundiza en la vida privada del monarca acercándonos su personalidad y su día a día, desde que fuera un niño hasta que se convirtió en el rey del mundo. Con unos diálogos muy veraces entrelazados con relatos de los hechos históricos, la novela es un inolvidable viaje a un tiempo apasionante de la mano de unos protagonistas de excepción. 






Sin duda alguna, la novela de Olivares es una auténtica delicia, un asombroso paseo por la historia. Una novela para adentrarse en los pensamientos de tan magnos personajes. Una historia, en definitiva, que atrapa desde la primera frase, antes citada y que deja un vacío al concluir la última, pues quisieras poder continuar leyendo. 





NOTA: 4/5

martes, 16 de octubre de 2018

La maldición de Hill House


Titulo: La maldición de Hill House 
Título original: The Haunting of Hill House
Año: 2018
Duración: 60 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Mike Flanagan
Guion: Mike Flanagan (Libro: Shirley Jackson)
Música: The Newton Brothers
Fotografía: Michael Fimognari
Reparto: Henry Thomas, Elizabeth Reaser, Kate Siegel, Oliver Jackson-Cohen, Timothy Hutton,  Carla Gugino,  Michiel Huisman
Productora: Amblin Television / Paramount Television. Distribuida por Netflix
Género: Serie de TV. Terror | Fantasmas. Sobrenatural
Sinopsis: Un grupo de hermanos crece en lo que acaba convirtiéndose en la casa encantada más famosa del país. Ya como adultos, viéndose obligados a reunirse tras una tragedia, la familia tendrá que afrontar los fantasmas del pasado... Adaptación de la novela homónima de Shirley Jackson.
Trailér: https://www.youtube.com/watch?v=mTvNeafShH0


CRITICA


Si en una coctelera mezcláramos, "Cinco Hermanos" , "A dos metros bajo tierra" y la saga "Expediente Warren", tendriamos sin duda alguna la serie de está temporada, la última en aterrizar en la plataforma Netflix, estamos hablando de nada más y nada menos que "La maldición de Haunted Hill". Una aterradora serie que sin duda alguna es una auténtica delicia para el espectador.


Inspirada en la novela gótica The Haunting of Hill House de Shirley Jackson. Pero esto no es un Cumbres Borrascosas, por supuesto. La serie de Netflix se adapta a los nuevos tiempos y nos presenta a los Crain, una familia que se instala en la tétrica mansión Hill House para restaurarla y poder venderla al mejor postor. Deberían estar allí solo unas semanas, pero pronto comienzan a suceder cosas extrañas que ponen a prueba la cordura del matrimonio y sus cinco hijos. Pero clato, y como ya viene siendo habitual en este tipo de género, la casa no tardará en dar muestras de que hay algo o alguien al que no le gusta mucho la presencia de los Crain.





Con 10 episodios de una hora de duración, la serie no solo nos muestra el pasado de los cinco hermanos, mediante "flashbacks" al pasado  y a lugar donde todo comenzó, sino que también nos lleva a la infancia de los hermanos, sabiendo a los pocos capítulos, que todos y cada uno de ellos están conectados con la casa.

Esta es la maniobra más arriesgada de la serie, ya que, teniendo en cuenta que los capítulos son muy largos y que hay mucho que asimilar, habrá espectadores que se rindan antes de llegar al ecuador de la narración, porque los constantes saltos en el tiempo les den dolor de cabeza. Si conseguís pasar ese trance, comenzaréis a recibir la recompensa. Para cuando vamos por la mitad de esta serie de Netflix, tenemos un conocimiento muy íntimo de cada uno de los personajes, empatizamos con ellos y, sobre todo, estamos enganchados en la historia.


La serie es, en su envoltorio, una serie de terror, en realidad se articula más como una historia de suspense, con fuertes pinceladas de drama y ocasionales momentos de miedo. Sí, pegaréis algún respingo, veréis mogollón de espectros y habrá escenas en las que el corazón se os ponga a cien, pero la mayoría de la historia se cimenta sobre el mal rollo que viven los protagonistas y el misterio en torno a ellos.




Precisamente, esos momentos "malrolleros" son los que más calan en el espectador, como la historia de los gatitos, la impotencia en torno a la parálisis del sueño (¿no os ha pasado alguna vez?) o el misterio en torno al espectro de la Señora con el Cuello Torcido (os prometemos que la conclusión de su subtrama os dejará con la piel de gallina). Por otro lado, los típicos "jump scares" (es decir, los sustos que nos lanzan a traición, con música estridente repentina) aparecen de vez en cuando, pero resultan algo más forzados que el resto de la ambientación, mucho más sólida y elaborada.

Vaya qué serie se ha logrado hacer uno de los directores más interesantes del momento como lo es Mike Flanagan. Se permite escribir y dirigir una de las mejores series del año y con creces la mejor serie de terror y thriller psicológico del último tiempo.Una serie tan potente en su núcleo que va más allá de un terror convencional, es una serie de nuestros mismos temores, miedos, preocupaciones, apariencias y fantasmas. Es una serie desgarradora con sus personajes los envía en un viaje sin retorno de sus temores y la manera en que hace que cada uno de ellos deba afrontar su dura realidad es el precio que como espectador debes pagar.Una serie que cayó en las manos indicadas y con cada capítulo queda demostrado que así es. Cada capitulo por muy lenta que vaya la serie es un torbellino de emociones con las que nos debemos confrontar y al igual que los personajes estamos tan inmersos como espectadores en la confusión de situaciones que sientes la necesidad de quedarte a saber lo que se vendrá. La gran culpable de aquello es su forma de contarnos cada capítulo, cada uno de ellos está conectado con cualquiera que hayamos visto no importa el orden en que nos han contado las cosas, tenemos una respuesta clara y lógica a nuestras inquietudes. 






The Haunting of Hill House no es una serie convencional ni remotamente, es una serie de inteligencia pura, una serie personal, una serie que nos habla no de los espectros que te asustan de golpe y previsiblemente, te habla de aquellos fantasmas mas desgarradores, mas terroríficos y mas espeluznantes; los fantasmas personales, interiores y mentales. Ese es el gran miedo de la serie y es la gran virtud con la que nos encontramos al final del dia.Como suele suceder para aquellos que han seguido la carrera de su director, nos encontramos con su fotografía habitual, su gran destreza con la cámara y el gran manejo que tiene con los actores.En este punto tenemos grandes actuaciones partiendo por la reina del show Carla Gugino que se manda una de sus mejores actuaciones, un personaje tan complejo de interpretar y que la actriz sabe poner todo su talento al servicio para traspasar miedo, cambio y locura con sus ojos “impresionante”. Henry Thomas y Timothy Hutton calzan el mismo potencial en su personaje y a su vez sus actuaciones brillan con inteligencia y con contención. Kate Siegel vaya que gran actriz es, solo puedo decir que con solo ver su escena en el capítulo 8 sabrán de lo que hablo. Elizabeth Reaser potente, extraordinaria y sofisticada. Oliver Jackson-Cohen preciso y eficaz, Michiel Huisman sólido desde el primer capítulo hasta el final. También vale mencionar las actuaciones de los niños donde sorprenden y muestran el futuro que tendrán Lulu Wilson y McKenna Grace ojo a sus interpretaciones.Una serie que vale la pena ser maratoneada, que nos demuestra que Netflix sigue demostrando que sabe brindar excelentes series. Una serie que será de seguro de las mejores del año.



Lo mejor: Su más que maravilloso asfixiante ambiente.
Lo peor: El dramatismo de la historia, en relación con los hermanos.


NOTA: 4/5

miércoles, 10 de octubre de 2018

Crónicas Vampiricas (The Vampire Diaries)


Titulo: Crónicas Vampiricas
Título original: The Vampire Diaries
Año: 2009/2017
Duración: 45 minutos
País: Estados Unidos
Dirección: Kevin Williamson (Creator), Julie Plec (Creator), Chris Grismer, Joshua Butler, Michael A. Allowitz, Marcos Siega, Pascal Verschooris, Kellie Cyrus, J. Miller Tobin, John Behring, Jeffrey G. Hunt, Rob Hardy, Lance Anderson, Leslie Libman, Paul Wesley, John Dahl, Wendey Stanzler, Jesse Warn, Darren Genet, David Von Ancken, Liz Friedlander, Garreth Stover, Julie Plec, Geoff Shotz, Ian Somerhalder, Kevin Bray, Tony Solomons, Mike Karasick, Rick Bota, Ernest R. Dickerson, Guy Ferland, David Barrett, Charles Beeson, Ralph Hemecker, Patrick R. Norris, Elizabeth Allen Rosenbaum, Dennis Smith, Jeff Woolnough, David Jackson, Michael Katleman, Paul M. Sommers, Darnell Martin, Brad Turner, Deborah Chow, Rashaad Ernesto Green, Tanya Hamilton, James L. Thompson III, Carol Banker
Guion:  Julie Plec, Kevin Williamson, L.J. Smith, Brian Young, Andrew Chambliss, Caroline Dries, Michael Narducci, Rebecca Sonnenshine, Melinda Hsu Taylor, Mike Daniels, Bryan Oh, Barbie Kligman, Elisabeth Finch, Holly Brix, Sean Reycraft, Turi Meyer, Neil Reynolds
Música: Michael Suby
Fotografía: Paul M. Sommers, Darren Genet, Ramsey Nickell, Dave Perkal, Mike Karasick
Reparto: Ian Somerhalder, Nina Dobrev, Paul Wesley, Candice Accola, Kat Graham, Michael Trevino, Kayla Ewell, Steven R. McQueen, Matthew Davis, Sara Canning, Penelope Mitchell, Joseph Morgan, Claire Holt, Marguerite MacIntyre, Susan Walters, Jodi Lyn O'Keefe, Zach Roerig, Michael Malarkey, Daniel Gillies, Malese Jow, Jasmine Guy, Chris Wood, Olga Fonda, Phoebe Tonkin, Annie Wersching, Emily Chang, Arielle Kebbel, Lauren Cohan, Alice Evans, Tristin Mays, Bianca Lawson, Janina Gavankar, David Anders, Kelly Hu, Melinda Clarke, Autumn Dial, Bree Condon, Katie Garfield, Tierney Smith, Lily Rose Smith, Elizabeth Blackmore
Productora: Emitida por The CW; Alloy Entertainment / Outerbanks Entertainment / Warner Bros. Television / CBS Television Studios / Bonanza Productions
Género: Serie de TV. Drama. Terror | Vampiros. Adolescencia
Sinopsis: Siguiendo la estela de “Crepúsculo” y "True Blood", narra la historia de una adolescente que se enamora de dos hermanos vampiros (uno bueno y otro malo), que se disputan el alma de la chica y la de sus amigos y familiares. 


CRITICA


Siguiendo la línea de "Crepúsculo" o "True Blood" la última serie sobre vampiros, hombres lobo y seres fántasticos en llegar a la pequeña pantalla ha sido nada más y nada menos que "Crónicas Vamporicas", serie de corte adolescente, en el que una bella humana Elena Gilbert (Nina Dobrev) se enamora de dos hermanos uno bueno y otro malo (cliché), es ahi donde deberá elegir con cuál se queda.


La historia nos lleva a conocer el ficticio pueblo de Mystic Falls, ubicado en Virginia. 

Un pequeño pueblo donde nunca pasa nada, nada hasta la llegada de Stefan Salvatore (Paul Wesley), que trasformará por completo la vida de cada uno de sus habitantes, y sobre todo la de la bella y joven Elena Gilbert (Nina Dobrev). 

Pero para más complicaciones, todo volverá a revolverse con la llegada del otro hermano Salvatore, el atractivo y peligroso Damon (Ian Somerhalder), los dos se sentirán unidos y atraídos por Elena, pues ella les recuerda a alguien de su  pasado, y de la que no pueden olvidarse, Katherine Pierce, la mujer que les convirtió en lo que son ahora, pues Elena es el vivo retrato de su perdido y antiguo amor que ambos, compartieron. 


Si "The Vampire Diaries", es una serie de corte juvenil o adolescente, aunque quizás mientras van pasando las temporadas va cogiendo un corte más oscuros y quizás algo más adulto. Si nos puede recordar algo a "Crepúsculo"; por eso del triángulo amoroso, aunque eso si está serie, sin tanto pastel amoroso, y sin querer arrancar la cabeza a su protagonista cada dos minutos.


Porque aunque el personaje de Elena, puede parecer de vez en cuando insoportable, no se le puede comparar ni de lejos, con la pobre y estúpida Bella Swan, sobre todo, cuando está se pone en la piel de su gemela malvada, la perversa y grandiosa Katherine.

En está serie hay mucho más que triángulos amorosos, hay toda clase de seres sobrenaturales y fántasticos, tanto que llego un momento sobre todo al final de la séptima temporada, que ya no les quedaba más mitología, que meter en guión. 

Sobre el pueblo de Mystic Falls, hay brujas, vampiros, hombres lobo, fantasmas, vampiros originales, cazadores de vampiros, dopplengers y el pobre Matt Donovan, que no es nada y siempre le pasa de todo.


En cuánto a los personajes, y a excepción de Bonnie (literalmente odiosa), cada personaje manifiesta una linea coherente de pensamiento y actuación; lo que aporta verosimilitud a la historia. Por su parte Nina (que encarna a Elena) ha demostrado una gran profesionalidad interpretando dos personajes simultáneos y totalmente diferentes, Katherine ( perdonad que me repita tanto, pero es que la amo) se convierte en la arpía más cañera de la serie. Es el puntazo después de Damon y de Klaus, que aunque se prodiga poco tiene sus momentos, tantos que dio origen a un spin-off "Los Originales", (que pronto reseñare).




En conclusión, "Crónicas Vampiricas" es una serie dirigida a un público adolescente, pero que también es bastante disfrutable por un público adulto, al que le guste el tema sobrenatural. Se deja ver, nunca sera una serie que marque una época, pero si una que se disfruta y que engancha desde los primeros capítulos.


Lo mejor: El personaje de Katherine Pierce, y los flasbacks al pasado.
Lo peor:   Las últimas temporadas.


NOTA: 4/5

martes, 9 de octubre de 2018

Élite



Titulo: Élite
Título original: Élite
Año: 2018
Duración: 55 minutos
País: España
Dirección: Carlos Montero (Creator), Darío Madrona (Creator), Ramón Salazar, Dani de la Orden
Guion: Carlos Montero, Darío Madrona
Música: Lucas Vidal
Fotografía: Ricardo de Gracia, Daniel Sosa
Reparto: María Pedraza,  Miguel Bernardeau,  Itzan Escamilla, Álvaro Rico,Jaime Lorente, Miguel Herrán, Ester Expósito, Danna Paola, Arón Piper
Productora: Zeta Cinema / Netflix España. Distribuida por Netflix
Género: Serie de TV. Thriller | Miniserie de TV. Crimen. Colegios & Universidad. Adolescencia
Sinopsis: Las Encinas es el colegio más exclusivo del país y al que la élite envía a sus hijos a estudiar. Un mundo privilegiado con fiestas de alta sociedad, niños ricos, sexo y drogas. En él acaban de ser admitidos tres chicos de clase obrera después de que un terremoto destruyera el colegio público y sus alumnos tuvieran que ser repartidos por otros institutos de la zona. El choque entre los que lo tienen todo y los que no tienen nada que perder crea una tormenta perfecta que acaba en un asesinato. ¿Quién ha cometido el crimen? 


CRITICA

Si en una coctelera, y a día de hoy mezclásemos un poco de "Gossip Girl" con otro poco de "Pequeñas mentirosas" y tirando para lo patriótico de "Física o Química" , tendríamos Élite la segunda serie tras "Las chicas del cable" en llegar a la plataforma de streaming Netflix.


"Élite" es una de esas series que te avergüenza decir que ves, y que te aveguenza aún más decir que te ha gustado, porque es inevitable decir que está serie engancha y engancha mucho. La nueva serie española de Netflix sabe lo que es: un thriller juvenil con ambición de convertirse en fenómeno global. Sabe lo que quiere y tiene todos los ingredientes para lograrlo. Y, además, los combina de forma más que digna para conseguir ese objetivo.




Todo comienza cuando un colegio público se derrumba y sus alumnos, todos ellos de familias humildes (o sin recursos), han de ser reubicados. Tres de ellos acaban ingresando en Las Encinas, un colegio privado de lo más exclusivo. 

Los recelos entre los estirados estudiantes de dicho colegio no tardarán en hacer acto de presencia. Pero aún hay más, ya que el primer capítulo nos lleva hasta un futuro cercano, mostrándonos que en Las Encinas se ha cometido un asesinato para, segundos más tarde, volver atrás en la historia, justo hasta el día en que los tres nuevos alumnos llegaron al lugar.

¿Quién ha sido asesinado y por qué? A lo largo de los ocho capítulos que componen esta primera temporadas iremos descubriendo los secretos que esconden cada uno de los principales protagonistas de esta historia. Y sí, digo desde ya que todos esos misterios y giros de guión (por muy inverosímiles que sean) acaban siendo, y con diferencia, lo mejor de esta serie, lo que nos mantendrá pegados a ella. 






En cuánto a los personajes, nada nuevo bajo el sol, y como viene siendo habitual en las series de nuestro país, estos están llenos de clichés, y "ya se venía venir", niños pijos que se enamoran de la chica pobre y en está caso musulmana, niñas ricas pijas e insoportables, niña pija rebelde que rebela ante su vida de privilegios liándose con el malote del barrio, etc, etc.

La mayor baza de esta, serie es que, a pesar de tener cierta trama seriada, su naturaleza es episódica, como queriendo hacer caso a las voces que criticaban cada vez más la aparente dictadura de la serialización que se vive en Netflix. Y les funciona.Esto, y el uso de los cliffhangers, provoca un toque de adicción, de querer saber lo que pasa en el siguiente episodio. Tanto es así que, proponiéndome ver un par de episodios acabé ventilándome la temporada entera antes de darme cuenta.Es un entretenimiento con vocación de dirigirse al adolescente que no busca nada que le active más de neurona y media y en este sentido no engaña. Al igual que me pasa con 'Las chicas del cable', en 'Élite' podemos encontrar defectos hasta debajo de las piedras, pero estos se quedan en un segundo plano porque la serie funciona y entra como el agua.


Entre altas dosis de sexo, fiestas, drogas, tríos, relaciones homosexuales clandestinas, embarazos inesperados aprovecha también para lanzar mensajes interesantes a la juventud y tratar temas como el VIH, (en esta ocasión deja a un lado la pareja gay, y casi por primera vez muestra esta enfermedad en una mujer)la homosexualidad, el racismo o el clasismo.


En conclusión, "Élite" es una serie que no pasará a la historia, pero también es una serie que entretiene y porque no que se disfruta, porque a quién no le gusta de vez en cuando un "guilty pleasure".


Lo mejor: Que se muestre casi por primera vez, el VIH no en una pareja homosexual sino en una mujer heterosexual.
Lo peor:  Está llena de clichés, más vistos que el tebeo.


NOTA: 4/5